132020ago
Mejores actividades para la tercera edad en verano

Mejores actividades para la tercera edad en verano

Las residencias para mayores de Valencia, equipamientos como el nuestro, nos esforzamos al máximo por mejorar la calidad de vida de los usuarios. Entre otras cosas, programando actividades adaptadas a su condición física y psíquica y a la época del año en la que estemos. Vamos a ver algunas ideas para este verano atípico.

El ejercicio físico es fundamental para las personas mayores, un estímulo tanto físico como mental. Además de mejorar su calidad de vida, reduce el estrés, concede momentos de distracción y felicidad y evita una dependencia excesiva. Por ejemplo, pasear, caminar o andar en bici son ejercicios recomendables. Siempre respetando las consabidas medidas de seguridad para evitar contagios por Covid-19: lavado frecuente de manos, mascarilla y distancia interpersonal de metro y medio como mínimo.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja a los mayores de 65 años que dediquen al menos 150 minutos semanales a realizar actividades físicas moderadas aeróbicas. Por ejemplo, en sesiones de diez minutos para fortalecer los principales grupos musculares. Dar paseos caminando o en bicicleta mejora la salud ósea y las funciones cardiorrespiratorias y musculares, además de evitar depresiones y el deterioro coginitivo.

En cuanto a las personas con movilidad reducida, las actividades deberán evitar caídas y mejorar el equilibrio. En Residencia El Mas recordamos que el ejercicio físico debe estar adaptado a cada persona.

Promover una vida más activa

Por las mañanas, cuando todavía no aprieta el calor, se puede programar una tabla de ejercicios suaves y estiramientos para activar el cuerpo. Se puede hacer un calentamiento de cuello, piernas o rodillas, siempre sin forzar y lentamente. Es fundamental que otra persona supervise y garantice la seguridad. Andar es un deporte muy saludable para fortalecer nuestro corazón, mantener un peso adecuado, bajar los niveles de colesterol y reducir el estrés. Hay que hacerlo evitando las horas centrales de día y garantizando siempre una correcta hidratación

Es fundamental extremar las precauciones para evitar contagios. Por ejemplo, hay que evitar el contacto con superficies y objetos y, si se hace, usar luego gel hidroalcohólico. A esto se suma el uso de mascarillas y el distanciamiento social. Tanto antes como después de salir a pasear hay que lavarse las manos de forma adecuada. Además, no hay que tocar los ojos, la nariz y la boca al estornudar o toser.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *