262020nov
Beneficios de la balneoterapia para mayores

Beneficios de la balneoterapia para mayores

La balneoterapia se ha convertido en una excelente opción para las personas mayores a la hora de mejorar su bienestar y su salud. Las ventajas y beneficios que aporta hace que esta terapia sea cada vez más utilizada en geriatría. De hecho, es uno de los tratamientos que ofrecemos en el Centre de Majors El Mas. ¿En qué consiste exactamente y cómo afecta a la salud de nuestros mayores?

¿Qué es la balneoterapia?

Esta terapia natural tan demandada, consiste en la aplicación terapéutica de las aguas mineromedicinales. Es el fundamento de lo que conocemos como balneario o Spa. Personas de todas las edades pueden beneficiarse de la balneoterapia, indicada para aplicar cuando se sufren innumerables dolencias, con fines anti-estrés, o para curas de reposo, por ejemplo. ¿Por qué es una buena alternativa para tratar a las personas de edad avanzada?:

  • Aplicada en geriatría, ayuda a reducir el consumo de medicamentos, puesto que mejora algunas dolencias como los dolores musculares, la artritis, y evita la aparición de atrofias.
  • Reduce el sedentarismo: uno de los errores para muchas personas es caer en el sedentarismo, puesto que fomenta tanto el aumento de peso, como el envejecimiento osteoarticular. Practicar balneoterapia no es solo tomar un baño, sino que además también se realiza una gimnasia de mantenimiento y movilidad adaptada a cada caso particular.
  • Rehidratación y remineralización: debido a la ingesta de agua la persona se rehidrata y remineraliza, algo especialmente importante en la tercera edad, ya que es habitual tener un déficit hídrico y de algunos elementos clave para el metabolismo del tejido óseo y articular.

Lo que hay que tener en cuenta, es que las personas mayores que realizan balneoterapia deben hacer un ejercicio más suave, dentro del agua, puesto que corren un mayor riesgo de lesiones.

Solamente con la inmersión en el agua se facilita en gran medida la función muscular y la movilidad articular, logrando una amplitud de movimiento. No solo eso, sino que las aguas templadas son excelentes para su uso geriátrico, ya que tienen un efecto vasodilatador, mejorando así la circulación.

Y no podemos olvidarnos del relax que se logra alcanzar debido al agua caliente, indispensable para para tener una mejora en el suelo y una buena calidad de vida. En definitiva, se trata de un recurso terapéutico que ayuda a la salud tanto física como mental de las personas mayores.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *