202018feb
Riesgos del sobrepeso para la tercera edad

Riesgos del sobrepeso para la tercera edad

Parece que no existe relación, pero perder esos kilos de más puede ayudar al cerebro a envejecer mejor. Como uno de los centros para mayores en Valencia, seguimos las noticias de actualidad del sector y varios estudios han demostrado que existe una relación directa entre la obesidad y la demencia. El último, un informe de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), que alerta que esta es la gran epidemia del S. XXI. No es la única enfermedad que favorece la aparición de trastornos cognitivos. Otras patologías como la diabetes, hipertensión o las afecciones cardiovasculares también incrementan el riesgo de una vejez enfermiza.

A partir de los 60 años se multiplica el riesgo de desarrollar un deterioro cognitivo. Sin embargo, según el estudio antes mencionado, los pacientes de 50 años o más con obesidad presentan un riesgo tres veces superior a las personas que se mantienen en su peso. La grasa localizada en el abdomen es la más peligrosa, ya que aumentan el riesgo de sufrir problemas de memoria o aprendizaje en edades avanzadas.

La cuestión es que las cifras de obesidad en España son muy elevadas, uno de cada cinco adultos padece sobrepeso. El sedentarismo es la principal causa de la obesidad en la zona europea, donde nuestro país se encuentra a la cabeza. Casi el 40% de los españoles padece sobrepeso, mientras que el 22% son obesos. La obesidad hoy en día es el doble de la que presentábamos en 1980.

En Residencia El Mas sabemos que es necesario poner remedio a esta situación. Los años de vida se han prolongado y todos aspiramos a un envejecimiento activo y feliz. Por ello, es más importante si cabe controlar nuestro peso. Un 6% de la población española mayor de 60 años presenta algún cuadro de demencia.

Para eliminar el sobrepeso será necesario tener una vida sana. Abandonar el sedentarismo, llevar una dieta equilibrada y realizar ejercicio físico con frecuencia serán cuestiones vitales para mantener la grasa alejada de nuestro organismo. No es la única cuestión relevante para prevenir los problemas cognitivos, pero sí una de las más importantes y, sobre todo, una cuestión que está en nuestro manos controlar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *