142017sep
¿Cómo prevenir los golpes de calor en la tercera edad?

¿Cómo prevenir los golpes de calor en la tercera edad?

Nos encanta el verano porque la relacionamos con una época de disfrute. El tiempo acompaña y podemos hacer más actividades al aire libre, lo que mejora nuestro estado de ánimo. Sin embargo, no todos son ventajas. En los centros para mayores en Valencia sabemos bien que las personas de la tercera edad son más vulnerables a las altas temperaturas, así que es necesario extremar las precauciones y conocer los cuidados básicos para evitar que sufran un golpe de calor.

Todos debemos cuidar nuestra hidratación cuando el calor aprieta, pero nuestros mayores no siempre beben por sí mismos las cantidades necesarias de agua para combatir la pérdida de líquidos que se produce al sudar. Es necesario prestar especial atención a las personas de la tercera edad en esta época del año, deberán estar continuamente fresco e hidratados para evitar los efectos de un golpe de calor.

Es totalmente recomendable evitar las horas centrales del día que es cuando más calor hace. La mejor opción será salir a pasear a primera hora de la mañana o a última de la tarde. Ventilar de forma adecuada la habitación del anciano también es una tarea necesaria. Como ya hemos comentado antes, la mayoría de las veces nuestros mayores no beben el agua necesaria así que tenemos que animarlos para que lo hagan.

En Residencia El Más queremos ayudarte a cuidar de tus mayores en esta época de calor, los siguientes consejos serán de obligado cumplimiento.

Vigila lo que beben

El agua es la mejor alternativa de hidratación, no todos los líquidos quitan la sed por igual ni nos mantienen hidratados. Podemos ofrecerles otras opciones que les resulten más apetecibles para no tener que estar todo el rato mandándoles beber, pero siempre debemos vigilar que la mayor parte de la composición de esas bebidas sea agua. Las bebidas carbonatadas o excesivamente azucaradas son tan poco recomendables como aquellas que contienen alcohol.

Presta atención a los fármacos

Es fácil que la composición o lo efectos de la ingesta de fármacos se nos pase por alto. Pero, por ejemplo, los medicamentos diuréticos reducen notablemente las reservas de líquidos de nuestro cuerpo. El mismo efecto tendrá los medicamentos antidepresivos o aquellos que cuentan con incidencia sobre el sistema nervioso central.

Cuida su alimentación. Con el calor, se insiste mucho en la necesidad de evitar las comidas copiosas. Lo cierto es que nuestro cuerpo rechaza la idea de comer un cocido y se decanta más por una ensalada. En cualquier caso, una comida ligera nunca tiene porqué ser escasa. De lo que se trata es de evitar digestiones complicadas y pesadas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *