302016sep
Cómo gestionar el estrés en la tercera edad

Cómo gestionar el estrés en la tercera edad

¿Cuántas veces habremos escuchado que al llegar a la tercera edad entramos en una época de tranquilidad y tiempo libre? Pese a que es cierto en la inmensa mayoría de los casos, pocas veces caemos en la cuenta que estos cambios pueden llegar a suponer una fuente de estrés para los mayores. Por eso, desde la Residencia El Mas nos gustaría abordar en este artículo las diferentes formas que disponemos para poder gestionar esta clase de situaciones.

Pero, ¿cómo se llega a producir el estrés en esta época de nuestras vidas? Se trata de una situación bastante común que puede tener diferentes causas, como por ejemplo la desaparición de la rutina profesional, lo que implica un cambio drástico de hábitos y un estilo de vida mucho menos estructurado.

Existen otros motivos por los que una persona en la tercera edad puede verse afectada por el estrés, como ser abordados por un sentimiento de frustración al no haber conseguido los objetivos que uno se había propuesto, o el propio envejecimiento que es en sí mismo un factor de estrés.

Para tratar de combatir estas situaciones, existe un buen número de métodos interesantes que es preciso conocer y, lo que es más importante, poner en funcionamiento. Como por ejemplo las técnicas de relajación muscular progresiva o la meditación.

Otra opción realmente aconsejable es la actividad física. El deporte es una manera eficaz de combatir el estrés en la tercera edad. Lo más positivo de todo es que no es necesario que sean ejercicios extenuantes o difíciles.

El aire libre es el tercer método que tenemos para tratar de aliviar el estrés crónico en los mayores. Es por ello que si la actividad física se realiza en exteriores será todavía mucho más beneficiosa. Poder respirar aire puro y despejar la mente permite eliminar una gran número de preocupaciones.

Existe también un grupo de personas en la tercera edad cuyos episodios de estrés son más fuertes y agudos. Para ellos sería conveniente también practicar regularmente todo tipo de ejercicios de respiración. Lo mejor es que con un par de minutos será suficiente para deshacerse de todo lo que nos rodea, enfrentándonos al estrés de manera más relajada.

Si tienes alguna duda o precisas de ayuda profesional, contacta con nosotros y estaremos encantados de atenderte.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *