262017may
Consejos para evitar caídas en la tercera edad

Consejos para evitar caídas en la tercera edad

A partir de los 65 años es más fácil perder el equilibrio y caerse con más frecuencia. De hecho, un porcentaje muy elevado de personas mayores de 80 años se caen, al menos, una vez al año. Según nuestra experiencia, como una de las residencias para mayores en Valencia, es posible minimizar las caídas y sus posibles lesiones, teniendo en cuenta algunas cuestiones clave. Antes que nada, es recomendable conocer los motivos por los que nuestros mayores pierden el equilibrio con más facilidad.

  1. Pierden fortaleza y pueden desarrollar problemas de movilidad.
  2. Puede deberse a la ingesta de determinados medicamentos.
  3. Producirse a consecuencia de trastornos cognitivos.
  4. La mayoría de las veces, no cuentan con un entorno doméstico adaptado a sus necesidades.

El principal problema de estos tropiezos es que pueden desencadenar graves lesiones, ya que con el tiempo nuestros huesos se vuelven más frágiles. Por ello, es importante evitar las caídas, reduciendo al máximo los riesgos. La mejor forma de prevenirlo, será adelantarnos a los problemas, de este modo las cuestiones principales que deberemos tener en cuenta son las siguientes:

Retirar los obstáculos

Adaptar los espacios a la marcha de nuestros mayores es fundamental. En estos casos, menos es más. Es aconsejable evitar el amontonamiento de enseres. También, será importante fijar las alfombras al suelo, ya que pueden ser un problema para la estabilidad de las personas de la tercera edad. La visibilidad es una cuestión relevante, habrá que apostar por una buena iluminación, tanto de día como de noche.

Adaptar el mobiliario

Evidentemente, es importante preparar el entorno de estas personas en función de su grado de dependencia. Hoy en día, podemos encontrar en el mercado muchas soluciones para hacer la vida de nuestros mayores mucho más confortable y accesible.

Evitar las escaleras

A todas luces son un problema. Las barandillas a cada lado o, incluso, acompañar a la persona durante el recorrido puede no ser suficiente. En muchos casos, podemos recurrir a la instalación de alguna solución salvaescaleras para que puedan subir y bajar cómodamente y sin riesgos.

Prestar atención al calzado

Cuanto más antideslizante sea mejor. Es importante evitar las zapatillas o chanclas que puedan suponer un problema para el equilibrio de los ancianos. Los zapatos en la tercera edad deben sujetar lo máximo posible el pie y la suela debe contar con un grosor adecuado para evitar resbalones.

En Residencia El Mas sabemos que los baños son una de las zonas más vulnerables. Las pegatinas antideslizantes en las bañeras pueden evitar más de una caída, así como las agarraderas para ayudarles a levantarse y moverse adecuadamente por estas estancias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *