En el Centre de Majors el Mas el uso de la cromoterapia como medicina alternativa en la decoración del centro es un aspecto importante. La medicina en sí consiste en utilizar los colores como elementos curativos, estimulantes, antidepresivos y regenerativos, además de ayudar a mantener el equilibrio y la armonía.

A continuación se encuentran algunas estancias del centro:

magenta
Magenta
Se trata de un color emocional, activo y que transmite calidez y una buena acogida.
verde
Magenta y Verde Turquesa
Colores emocionales y enérgicos, idóneo para fomentar la estimulación de las capacidades físicas, cognitivas y sensoriales de los usuarios.
azul
Verde, Amarillo y Azul
En tonalidades pastel fomentan tranquilidad y el sosiego de los residentes. Estos colores favorecen la sensación y el confort del hogar.
naranja
Naranja

Color versátil, transmite energía, vitalidad y positividad. Evoca calidez, comodidad y seguridad. Es un color anti fatiga que ayuda a favorecer la buena relación entre el cuerpo y el espíritu, aumentando el optimismo. La vitalidad y la energía son necesarios para incentivar la actividad física y rehabilitadora.

morado
Verde Pistacho y Morado
Colores activos y estimulantes que fomentan la atención y sociabilidad.
rojo
Rojo
Un color emocional y estimulante, facilita la extraversión proporcionando un entorno idóneo para promover la sociabilidad de nuestros residentes.
Trabajamos a diario para ofrecer un trato lo más individualizado posible teniendo en cuenta al máximo las necesidades de los residentes.

trato_personalizado
Cocina propia con menús adaptados a las necesidades individuales de cada residente.

cocido
Amplia zona ajardinada para el bienestar de las personas alojadas en nuestras instalaciones, en plena naturaleza.

jardin
Ponemos especial interés en hacer actividades novedosas y terapéuticas.

falla
Nuestro empeño en mejorar cada día y ofrecer un servicio de total calidad es una de nuestras premisas. El mejor precio.

cerdito
Lo mejor de la Residencia es el trato familiar con sus empleados y la tranquilidad que se respira.

JUAN DÍAZ GARCÍA