252016ago
6 aspectos claves para elegir una residencia para mayores

6 aspectos claves para elegir una residencia para mayores

Elegir una residencia para mayores para un familiar o para nosotros mismos no será una tarea sencilla. Tomar la resolución puede ser complicado, pero elegir el lugar ideal para afrontar esta nueva etapa en la vida será aún peor. Son muchas las cuestiones que deberemos tener en cuenta antes de seleccionar uno de los centros de la tercera edad en Valencia, más allá del presupuesto económico del que disponemos o de su ubicación, que también serán cuestiones importantes.

El grado de dependencia de la persona que va a ingresar en el centro también es una cuestión importante, ya que no todos cuentan con el personal y los servicios adecuados para pacientes con necesidades diversas. En este sentido, la accesibilidad es un aspecto fundamental para que los pacientes con problemas de movilidad se encuentren cómodos en la residencia y puedan hacer de esta su nuevo hogar.

Evidentemente, nos decantaremos por aquellos centros que nos aporten garantías de que se cuidan los detalles para incrementar el grado de confort de las personas que allí viven. Factores como buen trato, limpieza, diversidad de actividades o un buen servicio gastronómico serán cuestiones relevantes. Condiciones que nos permiten asegurarnos de que el nivel de bienestar en el centro es el adecuado para nuestros familiares o para nosotros mismos.

Desde Residencia El Mas queremos destacar algunas cuestiones básicas que te ayudarán a decidirte por un centro en detrimento de otro.

  1. Salubridad: En esta etapa de la vida nos volvemos más vulnerables, descendiendo notablemente nuestras defensas. Razón por la que es necesario, más si cabe, extremar las condiciones de limpieza e higiene para cumplir con un nivel de salubridad óptimo en las instalaciones.

  2. Calidad del servicio: Un factor a tener en cuenta es si la residencia realiza un seguimiento detallado de cada paciente, lo que les permitirá analizar la evolución de cada persona. Sólo así sabremos que en el centro se aportan cuidados individualizados con el objetivo de garantizar la calidad de vida de los residentes.

  3. Personal: Conocer los diferentes perfiles profesionales con los que cuenta el centro o el número de residentes que atiende cada uno de ellos son otros indicadores que pueden darnos pistas sobre la calidad de la residencia.

  4. Formación de cuidadores: Es un condicionante en nuestra vida, que adquiere mayor relevancia en algunas profesiones. Por ello, es importante que los cuidadores puedan acceder a programas formativos para mejorar sus cuidados y labores.

  5. Gastronomía: Llevar a cabo una dieta variada y equilibrada es una cuestión fundamental, sobre todo en la tercera edad. Por ello debemos asegurarnos de que la comida que se sirve es de calidad y, sobre todo, de que se respeta la variedad.

  6. Servicios complementarios: No son imprescindibles, pero nos permiten hacernos una idea del nivel de calidad de los servicios generales. A todos nos gustaría vivir en un lugar donde tenemos a nuestra disposición servicios de estética o un SPA. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *